PROGRAMA DE LUCHA (NO ACCIÓN) #YO SOY 132

En el entendido de que el programa de lucha busca presentar las demandas más sentidas del movimiento de manera sintética y priorizando aquellas que son más urgentes para revertir los efectos del actual modelo económico, llamamos a las asambleas locales a tomar como base este documento para dar forma al programa definitivo que habrá de definir nuestros objetivos más generales de lucha y orientar nuestras acciones futuras.

 

1. Democratización y transformación de los medios de comunicación, información y difusión.

 

Democratización y transformación de los medios de comunicación, información y difusión. Luchamos contra los monopolios y oligopolios mediáticos que concentran y manipulan la información particularmente en el actual contexto electoral en donde es evidente el contubernio entre los partidos políticos y las empresas mediáticas. Observamos que en el actual modelo de medios comercial, representado por Televisa y Tv Azteca, se excluye a la sociedad y organizaciones civiles en general. Consideramos que sólo la socialización de los medios de difusión permitirá una verdadera apertura mediática y garantizará el derecho a la información y a la libertad de expresión.

 
a) Luchamos por la redistribución equitativa del espectro radioeléctrico que incluye un modelo de medios públicos aprovechando la transición del soporte análogo a lo digital, gestionado por la ciudadanía, generando un paradigma distinto al mercado y orientado a la solidaridad social.
b) El Estado deberá garantizar que los proyectos autónomos locales en materia de medios, accedan a la infraestructura necesaria para impulsar sus proyectos.
c) Exigir el cumplimiento del marco jurídico que garantiza la libertad de
expresión, el derecho a la información y el derecho de réplica y obliga a las empresas mediáticas al cumplimiento de su responsabilidad ética.
d) Exigir el reconocimiento formal del derecho a generar nuevos canales de radio y televisión por parte de los pueblos indígenas, las organizaciones alternativas y las comunidades autónomas.
e) Alfabetización mediática con miras a eliminar la brecha cognitiva a la par de la digital, como parte de las políticas públicas en materia de educación.
f) Desconcentración de la producción, almacenamiento y circulación de los contenidos radiofónicos, televisivos y escritos, así como la creación de un observatorio ciudadano de medios para la evaluación crítica de los contenidos.
g) Internet libre y gratuito que evite la criminalización de los usuarios y
prestadores de servicios en internet, garantizando su derecho a la libre expresión, a la producción, difusión y reproducción de contenidos en esta plataforma.

 
2. Cambio en el modelo educativo, científico y tecnológico.

Consideramos que el Estado Mexicano ha asumido y aplicado modelos educativos neoliberales, impuestos por organismos internacionales del mercado, que resultan ajenos al contexto nacional, por ello planteamos y exigimos el cambio del modelo educativo, tecnológico y científico, asì como el establecimiento nacional de una educación verdaderamente laica, gratuita, científica, pluricultural, democrática, humanista, popular crítica, reflexiva, de alto nivel académico y garantizada por el Estado en todos los niveles como obligación constitucional.

Para ello proponemos actuar y elevar como demandas del movimiento, los siguientes ejes, los cuales se detallan, de manera enunciativa, más no limitativa:

a. En aras de mantener el carácter laico del Estado y la educacion, rechazamos la reforma al articulo 24 Constitucional.
b. Defensa y fortalecimiento de los proyectos educativos originales y locales como Chapingo, CCH, UACM, Normales Rurales, UNAM, UAM, entre otros, incluyendo la construcción de nuevos planteles.
c. Cumplimiento del artículo 9 Bis de la Ley de Ciencia y Tecnología y la ampliación al 2% del PIB, así como la autonomía del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia (CONACYT) y/o la creación de una Secretaria de Estado que asegure el desarrollo científico y tecnológico del país, y 10 % del PIB a la educación, transparentando el manejo de dichos recursos.
d. Defensa de la gratuidad de la educación pública en México en todos sus niveles y por lo tanto rechazo a las reformas que afectan a la educación, tales como la RIEB, RIEMS, entre otras y el aumento a la matricula estudiantil con el fin de satisfacer el 100% de la demanda.
e. Democratización y Apertura: Cancelación del examen y directrices del CENEVAL, COMIPEMS, ENLACE, ANUIIES y demás ordenadas por los organismos internacionales en materia educativa;
democratización en la toma de decisiones y la búsqueda de nuevas formas horizontales de organización entre estudiantes, trabajadores y académicos; contra la injerencia de Elba Esther Gordillo y lo que representa en el sistema educativo; rechazo a la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE) y a favor de nuevos métodos imparciales e incluyentes que garanticen una educación de alto nivel académico; construcción de nuevas Universidades y Centros de Posgrado e Investigación; reapertura de Escuelas Normales Rurales y creación de nuevas plazas docentes y de investigación en todos sus niveles

– (Propuestas a considerar en la plenaria) Congreso Nacional Pedagógico y la Creación de un frente nacional en defensa a la educación, con el propósito de materializar lo aquí vertido y trabajar en la elaboraciòn de un nuevo paradigma hecho por mexicanos para mexicanos.

 

 

 

 

3. Cambio en el modelo económico neoliberal

 

El movimiento #Yo soy 132 busca la transformación de la realidad social del país y está consciente que el mercado no es la panacea para la solución de los males sociales y que el gobierno y la sociedad deben de jugar un papel fundamental para resolver los problemas económicos que aquejan al país. El neoliberalismo nos empobrece, excluye, margina y violenta, es por eso que el movimiento se pronuncia a favor de una economía humana, justa, soberana, sustentable y de paz. Por lo tanto basamos nuestras propuestas en los siguientes ejes:

 
a) Soberanía: Garantizar la soberanía alimentaria, energética, financiera y por la gestión nacional de los recursos naturales y las zonas turísticas.
b) Agricultura: Por una política agraria que otorgue a las víctimas del modelo neoliberal, los campesinos, el poder para construir un nuevo campo sustentable, que aproveche la riqueza biológica del país, que sea incluyente, digno y que garantice la soberanía alimentaria.
c) Empleo: Por una política laboral que respete los derechos sociales, económicos y de seguridad social conquistados históricamente por las luchas sociales, aumentando el salario mínimo para garantizar una vida digna a todos los trabajadores.
d) Desarrollo económico: Por una política económica que impulse el desarrollo humano, una justa distribución del ingreso y la sustentabilidad ecológica y por la construcción de alternativas solidarias.
e) Política fiscal: Por un replanteamiento de la política de ingresos del estado que no afecte a los sectores más vulnerables y promueva la redistribución del ingreso.
f) Política comercial: Por una nueva política comercial que nos integre regionalmente con América Latina y que nos resguarde de la competencia en desigualdad de condiciones, como es el caso del Tratado de Libre Comercio con América del Norte entre otros.
g) Política financiera: Por un mercado financiero regulado y desconcentrado y por la promoción del crédito productivo.

 

 

 

4. Cambio en el modelo de seguridad nacional. Entendemos la militarización del país y la supuesta guerra contra el narcotráfico como consecuencia de la intervención imperialista estadounidense en materia de seguridad y economía nacional. El actual modelo de seguridad nacional lejos de representar un combate directo a los grupos criminales encubiertos por el estado mismo y el sistema financiero, ha derivado en el fortalecimiento de los principales cárteles de la droga específicamente el cártel de Sinaloa, así como la muerte de más de 88 mil personas, la desaparición de miles de civiles y la represión sistemática de defensores de derechos humanos, activistas, periodistas y movimientos sociales.

 
Por lo tanto demandamos:
a) Juicio político a Felipe Calderón y castigo a todos los responsables de esta guerra.

b) El retiro de las fuerzas armadas de las funciones de seguridad pública, promoviendo la creación de juntas populares que discutan una salida al problema del narcotráfico y de seguridad.

c) Desmilitarización de la policía y el rechazo al mando único.
d) Fin del fuero militar, político y diplomático de funcionarios y servidores públicos. e) Reducción del presupuesto a seguridad y fuerzas armadas y su destino a gasto
público, educación, cultura y salud.

f) Alto a la criminalización, represión y hostigamiento de la protesta social, de la juventud, de las mujeres que deciden sobre su cuerpo, de luchadores y movimientos sociales, activistas, defensores de derechos humanos, periodistas e integrantes del 132.

g) Detención inmediata del tráfico de armas, lavado de dinero y la trata de personas como parte de las actividades fundamentales del narcotráfico.

h) Esclarecimiento de los asesinatos como el caso de Carlos Sinuhé Cuevas. Así mismo nos pronunciamos por un ¡Alto a los feminicidios y crímenes de odio!

i) Respeto a los procesos autónomos de seguridad comunitaria y de organización contra los megaproyectos.

 

 

 

 

5. Transformación política y vinculación con movimientos sociales

 

Siendo el 132 un movimiento social incluyente que busca la integración nacional, consideramos necesaria la interlocución con el pueblo en general, informándole de los objetivos y razones de nuestra lucha, escuchando y dando voz a sus demandas.

Para fomentar y fortalecer la democracia participativa en la toma de decisiones, la construcción de políticas públicas y el apoyo a los proyectos autónomos y autogestivos; proponemos el enriquecimiento y creación de asambleas distritales,
municipales, comunales, locales y barriales. Todo esto, para la constitución de un poder popular y ciudadano que vigile a los órganos de gobierno e implemente desde a sociedad mecanismos para la solución de sus demandas.

Abrazamos las voces de las organizaciones y movimientos sociales, vinculándonos de manera solidaria en búsqueda de alianzas que toman como principio el respeto a su autonomía, la construcción de una relación horizontal y el reconocernos con humildad como uno de tantos actores sociales que expresan el descontento social.

Una vez fortalecidos, organizados y movilizándonos desde abajo; exigimos lo siguiente:

a) Basados en el artículo 39 constitucional, la realización urgente de una reforma política que garantice los mecanismos de participación ciudadana que establezca la revocación de mandato, el referéndum y el plebiscito.
b) El reconocimiento de los movimientos sociales e indígenas en su libre
autodeterminación.
c) Respeto y ejecución de los Acuerdos de San Andrés.
d) Libertad de los presos políticos, sociales, así como el esclarecimiento de los desaparecidos del presente y pasado.
e) Justicia a los feminicidios, en específico los casos de Ciudad Juárez y el
Estado de México.
f) Defensa de la tierra, territorios y bienes naturales ante los megaproyectos que atentan contra la cultura y patrimonio de los pueblos indígenas, campesinos y urbanos populares.
g) Retiro de las concesiones mineras que violenten económica, ambiental o socioculturalmente regiones del territorio nacional, como Wirikuta, Caballo Blanco y Cerro de San Pedro.

 
6. Salud1

Exigimos el pleno cumplimiento del derecho a la salud consagrado en el artículo 4º constitucional y a la observación general 14 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) de la ONU. Nos oponemos al esquema neoliberal de salud adoptado en las últimas décadas por el Estado mexicano consistente en el abandono y definanciamiento de los servicios médicos y la desviación de las prestaciones a manos de la empresa privada y se pronuncia a favor de un enfoque multidimensional e interdisciplinario del sector salud. Por lo anterior se hace un llamado para el análisis sobre el tema de salud en los siguientes ejes:

1  Por  discutir  en  las  asambleas  locales

a) Por la desmercantilización de la salud. Rechazamos el sistema de seguridad social universal propuesto en la campaña de Enrique Peña Nieto y los vales de medicinas, que únicamente generan terciarización y desvían la prestación de servicios a manos de la Industria Privada.

b) Abordar la problemática del uso de drogas como un problema de salud pública y educación, y no como un problema de seguridad.

c) Atención médica veterinaria a enfermedades de animales no transmisibles a humanos pero que provoquen pérdidas económicas. Con cobertura total y correcto diagnóstico epidemiológico, así como difusión de información; poniendo énfasis en el bienestar social y el respeto al patrimonio de comunidades campesinas marginadas y de los pueblos originarios.
d) Rescate del conocimiento de los pueblos originarios respecto a la salud. e) Atender la problemática sanitaria generada por la contaminación y
degradación ambiental así como los problemas emergentes de salud como la desnutrición y obesidad en todas las etapas de la vida.

 
7. Migración. Debido a que las aportaciones fueron nulas en este rubro, la comisión llama a las asambleas locales a profundizar en el análisis de este punto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s